Como a la mayoría de los niños al protagonista de esta historia no le gusta irse a dormir... En la oscuridad, los objetos familiares se vuelven inquietantes y proyectan sombras extrañas, por lo que es necesario llamar a papá para que espante a los monstruos. Papá viene una, dos, tres veces, hasta que finalmente promete una visita final de inspección antes de irse a dormir. Pero, ¿qué pasa si se olvida...?

Ultimos vistos

El blog de boutique

SIGLO XXI Nueva Colección HACER HISTORIA

@page { margin: 2cm } p { margin-bottom: 0.25cm; direction: ltr; line-height: 120%; text-align: l.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP