Había una vez una mujer que quiso tener un hijo y para ello recurrió a una hada que le entregó una semilla. Ella plantó la semilla y la cuidó con mucho amor. Al poco tiempo creció una flor, que al abrirse dejó ver una niña muy pequeña, al que le puso por nombre "Pulgarcita". Así comienza este hermoso relato, una adaptación de la obra de los hermanos Grimm realizada por Yoon Hee Jeong.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP