Seguramente ya te han enseñado a decir gracias, a ceder el asiento en el ómnibus o a no hablar con la boca llena. Pues bien, esos pequeños gestos de todos los días, tan simples y tan apreciados, son lo que se llama los buenos modales. Sin ellos, no habría respeto hacia los demás, y eso sería el infierno. Por eso es importante conocerlos y, sobre todo, aplicarlos siempre. A veces, los buenos modales te pueden parecer un poco ridículos, pero simplemente, reflejan la sensatez, es decir, cómo hay que comportarse, porque la cortesía, la amabilidad y el respeto hacia los demás nos ayudan a vivir mejor a todos juntos... Es muy probable que ya conozcas algunos buenos modales; ¡mejor así! Aquí reuní unos cuantos para que puedas aprenderlos también. Trata de recordarlos. ¡Ya verás, es fácil y da gusto. Además, verás que los demás también tienen buenos modales contigo. ¡Empecemos!

Ultimos vistos

El blog de boutique

La experiencia Virgen

Publicar la novela Virgen fue poner a prueba la creatividad en cada paso del proceso y también experimenta.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP