La introducción de las Leyes de Cuotas para cargos legislativos en varios países de América Latina durante la década de los ´90, significó el paso más importante para avanzar hacia la equidad de género al interior de las cámaras. Su aplicación trajo consigo una serie de ventajas adicionales al hecho de haber incrementado cuantitativamente la representación política de las mujeres: promocionó el reconocimiento a nivel social, político y cultural de las diferencias de género, diversificó las agendas parlamentaria y pública a través de la incorporación de nuevas temáticas y brindó una mayor visibilidad de las mujeres ocupando espacios políticos tradicionalmente masculinos. Actualmente, en dos de los países más importantes de la región, el ejecutivo está presidido por mujeres. Esta obra se gestó con el objetivo de esclarecer el sentido de las leyes de cuotas ante la diversidad de miradas y las diferentes lecturas que se han hecho sobre el impacto que tienen y de revelar el alcance de sus efectos cuando se combinan con variables institucionales, tales como los sistemas electorales, que generan condiciones estratégicas que promueven u obstaculizan una mayor eficacia de las cuotas de género. Se analizan diez países de América Latina de los cuales ocho poseen leyes de cuotas (Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Ecuador, México, Perú y República Dominicana) y en los otros dos (Chile y Uruguay) existe un intenso debate sobre la necesidad de establecer esta medida.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP