Adoptar es abrir el corazón, el alma. Una familia, para dejar entrar a un nuevo integrante, que, en algún momento, perteneció a otra familia, sin embargo, una vez con uno, se tiene la certeza de que es para toda la vida. La autora vuelca sus experiencias como madre de un hijo biológico y cuatro niños adoptados, con la intención de acompañar y guiar a todos aquellos que estén dispuestos a transitar el complejo y, a la vez, gratificante camino de la adopción. No ofrece consejos ni normas para criar un hijo adoptivo. Simplemente invita a compartir sus emociones, dolores, interrogantes y alegrías, y así, afrontar juntos esta "dulce espera" con convicción y amor. En el libro encontrarán, además, información sobre cómo iniciar los trámites para la adopción, las distintas alternativas y los pasos a seguir durante el proceso.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP