El Juicio a las Juntas Militares (1985) puede leerse de dos maneras: según la historia oficial de entonces, es decir, cual si fuese la hazaña exclusiva de Alfonsín, los jueces y fiscales. O como pretende este libro, con mirada crítica y colocando el eje en los testigos y denunciantes, verdaderos hacedores de aquel histórico juzgamiento, que pudo ser mejor. El autor tuvo un doble privilegio. Concurrió a la Sala de Audiencias con la mirada del joven periodista de Clarín a quien mandaron a cubrir el Juicio, aunque le prohibieron emitir opiniones. Y también con la mirada del abogado que llevaba poco tiempo en su militancia por los derechos humanos junto a madres, padres, abuelas/os y esposos/as de desaparecidos. A 30 años del juicio que demostró que las Madres de Plaza de Mayo tenían razón y que se podía juzgar a los responsables de una dictadura, el autor prefirió no ir por el elogio fácil, y sí, en cambio, contra todo lo indeseado que ocurrió: la sanción de un decreto previo que perseguía a los militantes políticos, la claudicación que llevó a que no se transmitiera por TV, la "teoría de los dos demonios" en boca del fiscal Strassera y de los jueces, la absolución de cuatro de los nueve genocidas. Pese a las condenas, el Juicio dejó un sabor amargo. ¿Fueron aquellos los primeros pasos de una debilidad que abrió luego las puertas a la Obediencia Debida y al Punto Final? El orgullo argentino de hoy, con Juicio y Castigo a todos los culpables, debe mirar hacia atrás. Para llegar algún día a la mejor Justicia posible.

Acerca del autor LLONTO, PABLO

Pablo Llonto (1960, San Martín, Buenos Aires). Es periodista desde 1978 (licenciado en Periodismo por el Instituto de Ciencias de la Información) y abogado desde 1984 (UBA). De 1978 a 1991, redactor de las secciones Política y Deportes en Clarín, y de 1984 a 1999, delegado sindical de los trabajadores de prensa de ese diario. Trabajó en las revistas Noticias, Somos y El Gráfico, entre otras; y en diversas radios y canales de TV. Fue secretario de redacción de la revista Un Caño y actualmente escribe en Caras y Caretas y en HiperCrítico.com. Es profesor adjunto de Periodismo de investigación, en la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata. De 1984 a 1990 colaboró con los equipos jurídicos del CELS en los juicios por desapariciones de personas durante la dictadura cívico-militar. Fue abogado laboral ad honórem de la Asociación de Periodistas de Buenos Aires. Hoy representa a familiares de desaparecidos en las causas penales que reanudaron su marcha desde 2003 (Causas Ernestina de Noble; ESMA; Campo de Mayo; Primer Cuerpo de Ejército; Vesubio; Puente 12; Coordinación Federal; Vuelos de la Muerte, entre otras). Autor de La Noble Ernestina - El misterio de la mujer más rica de la Argentina (2003) y La vergüenza de todos - El dedo en la llaga del Mundial 78 (2005). En 1985 cubrió el Juicio a las Juntas Militares.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP