El Juicio a las Juntas Militares (1985) puede leerse de dos maneras: según la historia oficial de entonces, es decir, cual si fuese la hazaña exclusiva de Alfonsín, los jueces y fiscales. O como pretende este libro, con mirada crítica y colocando el eje en los testigos y denunciantes, verdaderos hacedores de aquel histórico juzgamiento, que pudo ser mejor. El autor tuvo un doble privilegio. Concurrió a la Sala de Audiencias con la mirada del joven periodista de Clarín a quien mandaron a cubrir el Juicio, aunque le prohibieron emitir opiniones. Y también con la mirada del abogado que llevaba poco tiempo en su militancia por los derechos humanos junto a madres, padres, abuelas/os y esposos/as de desaparecidos. A 30 años del juicio que demostró que las Madres de Plaza de Mayo tenían razón y que se podía juzgar a los responsables de una dictadura, el autor prefirió no ir por el elogio fácil, y sí, en cambio, contra todo lo indeseado que ocurrió: la sanción de un decreto previo que perseguía a los militantes políticos, la claudicación que llevó a que no se transmitiera por TV, la "teoría de los dos demonios" en boca del fiscal Strassera y de los jueces, la absolución de cuatro de los nueve genocidas. Pese a las condenas, el Juicio dejó un sabor amargo. ¿Fueron aquellos los primeros pasos de una debilidad que abrió luego las puertas a la Obediencia Debida y al Punto Final? El orgullo argentino de hoy, con Juicio y Castigo a todos los culpables, debe mirar hacia atrás. Para llegar algún día a la mejor Justicia posible.

Acerca del autor LLONTO, PABLO

Pablo Llonto (1960, San Martín, Buenos Aires). Es periodista desde 1978 (licenciado en Periodismo por el Instituto de Ciencias de la Información) y abogado desde 1984 (UBA). De 1978 a 1991, redactor de las secciones Política y Deportes en Clarín, y de 1984 a 1999, delegado sindical de los trabajadores de prensa de ese diario. Trabajó en las revistas Noticias, Somos y El Gráfico, entre otras; y en diversas radios y canales de TV. Fue secretario de redacción de la revista Un Caño y actualmente escribe en Caras y Caretas y en HiperCrítico.com. Es profesor adjunto de Periodismo de investigación, en la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata. De 1984 a 1990 colaboró con los equipos jurídicos del CELS en los juicios por desapariciones de personas durante la dictadura cívico-militar. Fue abogado laboral ad honórem de la Asociación de Periodistas de Buenos Aires. Hoy representa a familiares de desaparecidos en las causas penales que reanudaron su marcha desde 2003 (Causas Ernestina de Noble; ESMA; Campo de Mayo; Primer Cuerpo de Ejército; Vesubio; Puente 12; Coordinación Federal; Vuelos de la Muerte, entre otras). Autor de La Noble Ernestina - El misterio de la mujer más rica de la Argentina (2003) y La vergüenza de todos - El dedo en la llaga del Mundial 78 (2005). En 1985 cubrió el Juicio a las Juntas Militares.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La experiencia Virgen

Publicar la novela Virgen fue poner a prueba la creatividad en cada paso del proceso y también experimenta.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP