En un artista polifacético como Néstor Barron -poeta, músico, guionista de comics (ambiente en el cual es conocido, justamente, como "el Irlandés"), novelista, director, performer, etc.-, de quien se podría esperar siempre el moderno crossover entre distintos lenguajes artísticos, el casi obligado sesgo interactivo, no deja de sorprender un libro temático y casi -sin que la palabra implique juicio de valor- clásico. Pero basta empezar a leer estos poemas para entender que la intertextualidad y el cruce de lenguajes están presentes no como juego estético, y por lo tanto a menudo artificial, sino simplemente con esa espontaneidad de quien tiene la tan reclamada modernidad naturalizada en su visión creativa, de quien no necesita de artificios para innovar. Cada poema remite a una canción tradicional irlandesa, pero las correspondencias no son para nada obvias sino sutiles, profundas y, de nuevo, sorprendentes.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La experiencia Virgen

Publicar la novela Virgen fue poner a prueba la creatividad en cada paso del proceso y también experimenta.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP