Juan es huérfano y se acaba de mudar con su nueva familia a una casa junto al mar. Allí todo es acogedor. Pero en la casa hay algo extraño: una puerta con picaporte de plata que conduce a una habitación redonda con paredes de piedra y barrotes en las ventanas. A través de ellas se ve un paisaje que pertenece a otro mundo. Y, sentado en una cama, alguien espera a Juan.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP