Un escalón, una hamaca, el regazo de mamá, un caballo flotante, todo eso puede ser un sillón. Pero un sillón es un sillón, para todo el que quiera viajar sentado en él.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP