¡Indignate!

Autor:

Libro en papel

-no disp.-

AR$: 145,00

U$s 9,06

Libro digital
Libro Papel

¡Indignaos! es un pequeño librito, de 30 hojitas, que ha sido un super éxito en Francia, y aqui también lo está siendo de momento. Hessel, nacido alemán ( 1917 ) pero nacionalizado francés en 1937, a parte de su posterior carrera dipolomática tras la guerra, destaca su participación en la resistencia francesa contra la invasión alemana y por haber participado en la redacción, en 1948, de la declaración universal de los derechos humanos. El libro se dirige a los jóvenes, a los que insta a indignarse, dirigiendo sus iras hacia la dictadura financiera que amenaza la democracia y nuestra libertad. El texto parte de sus recuerdos y experiencias en la resistencia francesa contra la ocupación nazi. Ellos se rebelaron ante eso y ahora pide a las nuevas generaciones que hagan los mismo, contra una ocupación mucho más sutil. Hessel hace un recorrido por su paso por la famosa Resistencia Francesa, y expone sus logros, que tras su victoria contra el ocupante, son la base de nuestra democracia ahora amenazada. Estos logros son: La declaración universal de los Derechos Humanos ( Hessel indica que triunfó la palabra "Universal" por la de "Internacional" que preferían los Británicos ), una prensa libre, o una banca minimamente controlada por el estado. Hessel está indignado por como todo aquello por lo que luchó se ha ido desvaneciendo sutilmente e insta a las nuevas generaciones a indignarse, a decir no al poder de sombrías supraorganizaciones financieras internacionales que operan en la sombra convirtiendo al poder político en meros títeres. Se dirige a los más jóvenes - demasiada presión para ellos - y quiere que lo hagamos no con violencia sino mediante resistencia pasiva, al estilo Gandhi o Mandela. El libro como apunto antes ha sido un super éxito en Francia. Tras haberlo leído, se lee en 15 minutos, sinceramente no entiendo por qué tanto interés. No dice nada especial. Pero el caso es que es un boom de ventas. Sinceramente, resistir pasivamente, ¿ es todo lo que podemos hacer? ¿No somos ya bastante pasivos?. Sin entrar en detalles (detalles como que la democracia fuera un invento de estos resistentes, como si antes no hubiera habido nada, que el Estado del bienestar haya traído tanta prosperidad - aunque sin duda sea lo menos malo - y que esta prosperidad haya sido a costa de aniquilar a las culturas periféricas a las que hemos dado en llamar tercer mundo, de las que nos hemos alimentado hasta que ya no hay que chuparles ), cada uno tiene sus puntos de vista, ( realmente indigna el poco amor que tenemos a la verdad y como justificamos cualquier cosa que nos convenga, aunque ayer dijéramos lo contrario ) el caso es que siendo loable el discurso de Hessel, posiblemente el mismo que tiene mucha gente - mismas palabras que habrán sido dichas cualquier mañana en cualquier cafeteria por cualquiera de nosotros rodeado de otros como nosotros-, en su intento por despertarnos de nuestro letargo - al que seguiremos aferrados, por la creencia de ser este el menor de los males - Hessel, como cualquier otro, se topa con el problema de siempre: el lenguaje. Por mucho que en su cabeza, en teoría, crea honestamente poder transmitirnos un mensaje que desembote nuestras adormecidas mentes, el lenguaje se lo impide. Simplemente los vectores, nuestros problemas, se han vuelto demasiado complejos como para plasmarlos mediante el lenguaje.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP