Cuando Ernesto Sabato publicó El escritor y sus fantasmas ya había explorado sus pesadillas más inquietantes en ficciones y ensayos. Como resultado de esa experiencia, emergen en un texto revelador sus dudas, críticas, teorías, búsquedas y reflexiones literarias. Agobiado por los efectos de la sociedad tecnocrática que nos aleja del corazón de las cosas y nos hunde en una indiferencia metafísica, Sabato indaga en el poder del sujeto creador que nos conecta con el latido de la vida, el deseo y la emoción estética. Con agudeza crítica y aire de "retrato del oficio de un escritor"; con pasión y violencia en sus juicios; con rigor y ritmo de ensayo lírico cada línea del texto es un ejemplo elocuente de la intensidad con la que el hombre enfrentado a su escritura polemizó con muchas de las ideas de su tiempo y con los límites de la palabra. La literatura es para Sabato educación del espíritu; descubrimiento y dialéctico ejercicio de pasaje desde la realidad al sueño; el periplo del lenguaje hacia la semilla original de la creación. Diario de escritor, arte poética, confesión de la intimidad más profunda sobre obsesiones y pasiones, carta a los lectores que se fascinaron con su obra, autoexamen profesional para comprender símbolos y marcas de su estilo, en síntesis: inagotable indagación sobre la vocación artística. En El escritor y sus fantasmas Ernesto Sabato desnuda su alma y expone sus más iluminadoras reflexiones sobre el arte de escribir.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP