En esta brillante parodia de la historia de la civilización, Anatole France, Premio Nobel de literatura, ha elegido como protagonista, a un animal que caricaturiza a los burgueses de finales del XIX: los pingüinos, de aspecto serio y plácido, con su cómica dignidad y sus movimientos a la vez torpes y solemnes. La isla de los pingüinos se inicia con un episodio hilarante: el bautizo por error, a cargo de San Maël, de los pingüinos del ártico. A partir de este hecho, France describe con una prosa sutilmente cargada de ironía los hechos más notables de la historia de la humanidad, mezclando el amor y la guerra, el poder absoluto y los ideales de la revolución, la religión y la codicia y la especulación financiera, llegando incluso a denunciar los rasgos más característicos del actual proceso de globalización.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP