Las Instrucciones a los Mayordomos de Estancias fueron publicadas el año 1856 bajo el título: Administración de estancias y demás establecimientos pastoriles en la campaña de Buenos Aires. Aunque estaban destinadas a orientar los trabajos en las estancias que administraba, muchos autores las consideran como una muestra clara de la construcción de un nuevo orden capitalista imponiéndose sobre el agónico mundo colonial en retirada. Rosas, como estanciero, no fue un innovador sino que siguió los rumbos que la transformación del mundo agrario pampeano requería, es decir, no impuso cambios revolucionarios. Sin embargo la magnitud de sus actividades agrarias constituyó la excepcionalidad de la época alejándose considerablemente de la media de los estancieros. Esta obra aborda las cuestiones referidas a los pobladores de la campaña y a los que trabajaban en sus establecimientos, las construcciones rurales, la cría de hacienda, y demás instrucciones necesarias para llevar un establecimiento rural bien ordenado. En él se pone de relieve las enormes dificultades que tuvo Rosas para imponer sus planes como propietario dentro de un mundo rural complejo y convulsionado por la crisis revolucionaria, ya que le surgen problemas para fijar los límites de su propiedad, evitar las mezclas de ganado, la invasión de sus tierras por ganados ajenos y los robos a los cuales se veían sujetos.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP