"Inmediatamente después del acontecimiento que sorprendió a todo el mundo político como un trueno en cielo sereno, que maldecido por unos con gritos de indignación virtuosa, y acogido por otros como el acto que traía la salud fuera de la revolución y como el castigo del desconcierto provocado por ella, pero objeto de asombro y de incomprensión para todos, Marx hizo de él una exposición corta, epigramática. En ella explicaba toda la marcha de los acontecimientos sobrevenidos en Francia desde las jornadas de febrero en sus relaciones internas, mostraba cómo el milagro del 2 de diciembre no era más que el resultado natural, necesario, de esas relaciones, sin necesitar tratar del héroe del golpe de Estado más que con un desprecio bien merecido. El cuadro estaba pintado con una maestría tal, que todas las revelaciones hechas después no han hecho más que aportar nuevas pruebas de la fidelidad con que refleja la realidad. Esta notable comprensión de la historia cotidiana viviente, esta clara inteligencia de los aconteci-mientos, en el momento mismo en que se desarrollaban, es, en efecto, sin ejemplo. FRIEDRICH ENGELS, Prefacio a la tercera edición alemana de 1885.

Acerca del autor MARX, KARL

Nació en 1818 en Tréveris, Alemania. Estudió en Bonn y en Berlín, donde se contactó con la izquierda hegeliana. Poco después de graduarse, pasó a dirigir la Rheinische Zeitung. En 1843 emigró a París; allí, junto con Arnold Ruge, fundó los Deutsch-Französische Jahrbücher. De esos años son dos de sus obras juveniles más importantes, Contribución a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel y Sobre la cuestión judía, y el comienzo de su amistad y colaboración con Friedrich Engels, que se prolongará durante toda su vida. Al madurar su ruptura con los jóvenes hegelianos, afirmó también, en polémica con Feuerbach y Proudhon, la concepción materialista de la historia. Durante los movimientos revolucionarios de 1848 en Francia y Alemania, publicó el Manifiesto del Partido Comunista. Forzado a nuevas migraciones, se estableció en Londres y encaró el análisis de la relación entre capital y fuerza-trabajo, que sistematizó en El capital. Durante los años sesenta impulsó la reunificación del movimiento obrero europeo. Como relator de la Primera Internacional, presentó La Guerra Civil en Francia, que reseña la experiencia de la Comuna de París de 1871. Y hasta su muerte en 1883, fue testigo de la formación de los partidos socialdemócratas, que motivó su Crítica al Programa de Gotha, así como de la irrupción de los primeros movimientos revolucionarios en Rusia.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP