Autodidacta, solitario, magnánimo, urgido por problemas económicos, la vida de Almafuerte fue una lucha constante. Fiel reflejo de su personalidad visionaria, su poesía alcanzó resonancia por la fuerza y autenticidad de sus versos. De sus letras, teñidas de personalidad y rebeldía se desprende un tono moralizante y profético que, entre otros rasgos, lo acerca al poeta norteamericano Walt Whitman. Con la lectura de sus poesías, evangélicas y discursos, el lector podrá redescubrir el estilo inconfundible e inimitable, la personalidad y el espíritu de lucha de una de las figuras fundamentales de la literatura argentina.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP