Este escrito propone pensar la infancia desde la experiencia y el acontecimiento, que al realizarse, deja una huella imperecedera, creadora del universo infantil en el cual la plasticidad simbólica juega un papel preponderante. ¿Qué implicaciones tiene para un sujeto la experiencia de ser niño? ¿Cómo se articulan la plasticidad simbólica con la neuronal? Los sentidos en los niños, ¿escuchan, juegan y hablan? ¿Se pueden representar las cosas antes de nombrarlas? ¿Cómo se relacionan el origen del pensamiento con la experiencia y la imagen corporal? ¿Cuál es la génesis de la escritura? ¿Los garabatos generan espejos y espacios donde reflejarse? ¿Las letras y la lectura resignifican los dibujos? ¿Es posible diagnosticar y pronosticar la experiencia de un niño que no puede parar de moverse? Cuándo un niño reproduce sin pausa la misma experiencia fija, inmóvil, ¿está sufriendo? ¿Por qué jugar es un acontecimiento? La experiencia de ser niño, ¿se hereda, se dona o se transmite? El libro invita a introducirse en la problemática de la niñez sostenida por la gramática sensible de una experiencia que rompe la causalidad lineal y el saber hegemónico acerca de los niños y convoca a reinventar la textura de la infancia en el devenir de cada acontecimiento.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP