Publicado originalmente en 1954, este clásico ensayo de Osvaldo Guglielmino que hoy reeditamos recupera a uno de los argentinos silenciados por la maquinaria de difusión y de fama de los grandes poderes. Se trata de Rafael Hernández, hermano de José -el autor del Martín Fierro-, de militancia federal provinciana no rosista. Al igual que su hermano, Rafael integró las filas del Partido Autonomista Nacional (PAN), y se ocupó de dar batalla por el desarrollo industrial de la Argentina, en años difíciles en los que los intereses del Imperio Británico imponían un destino agroexportador, condenando al país a no elaborar nuestras materias primas, a no explotar ni los saltos de sus ríos ni la riqueza mineral de sus montañas, ni la pesca en su extenso litoral marítimo. El círculo político que integraban los hermanos Hernández bregó intensamente por un desarrollo armónico e integrado de nuestro país. Así Eduardo Wilde pugnó por el proteccionismo industrial, Osvaldo Magnasco condenó la función antiindustrialista de los fletes de las empresas ferroviarias inglesas, Emilio Civit planteó la conveniencia de que el transporte estuviese en manos del Estado y otros muchos definieron propuestas semejantes. Entre ellos, Rafael Hernández se destacó una y otra vez con originales proyectos dirigidos a manufacturar nuestras materias primas y a reducir la dependencia de los mercados externos. Pero no solo fue un promotor del desarrollo desde la pluma. También combatió arma en mano en defensa de las provincias interiores condenadas al atraso por la que Alberdi llamaba la "Provincia Metrópoli". Involucrado en estas luchas, salvó apenas el pellejo en la heroica batalla de Paysandú, de donde salió herido. Intelectual de primera línea, historiador y poeta, Guglielmino es un activo y profundo crítico de la colonización pedagógica, continuando la labor de su maestro y amigo, don Arturo Jauretche, en la larga y difícil lucha por la afirmación de una cultura nacional. Con prosa ágil y cálida, en Rafael Hernández, el hermano de Martín Fierro el autor destaca la obra del Hernández "olvidado", en un libro que ha resistido con toda dignidad el paso del tiempo y que resulta verdaderamente insustituible para quienes se interesan por nuestra verdadera historia.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP