La batalla de las golondrinas y las palomas, en Vuelo a Capistrano, y dos amigos entrañables, verdaderos Don Quijote y Sancho Panza del tango, en El acompañamiento, permiten al lector reencontrarse con Carlos Gorostiza, uno de los más grandes maestros del teatro argentino de las últimas décadas. Desde El puente, a través de Teatro Abierto 1981 y en sus nuevas creaciones, Gorostiza siempre apuesta a un teatro social, que sigue el latido de la realidad histórico-política y expresa el deseo de un país mejor. A los noventa años, este gran dramaturgo persevera en lo que se ha convertido en el gran tema de su obra: la responsabilidad del hombre por el hombre.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP