El Tratado de la reforma del entendimiento de Baruch Spinoza, es una de las obras más tempranas, si no la primera, del filósofo holandés. A pesar de su carácter de texto incompleto y juvenil (y que solo se dio a conocer, al igual que la mayoría de la obra de Spinoza, después de su muerte), es vital para la comprensión cabal de su pensamiento, pues tradicionalmente se lo ha considerado como la única obra metodológica del autor. En esta obra (que comienza, al igual que el célebre Discurso de Descartes, con un relato autobiográfico) el lector podrá hallar los primeros indicios de la doctrina panteísta de Spinoza, su visión acerca de los diversos tipos del conocimiento, y un imprescindible esbozo de una teoría de las definiciones, todo esto dirigido al desarrollo de una peculiar concepción terapéutica de la filosofía, que alcanza su punto más alto en la Ética demostrada según el modo geométrico. La introducción, la traducción, la detallada anotación, así como la nueva fijación del texto latino, han estado a cargo de Boris Eremiev, profesor de Lógica, Filosofía y Latín de las Universidades Diego Portales y Pontificia Católica de Chile, y Luis Placencia, autor de diversas publicaciones sobre Kant y Hume, y profesor de Lenguas Clásicas, Lógica y Filosofía Antigua y Moderna en las Universidades Alberto Hurtado y Pontificia Católica de Chile.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP