El "caso Schönberg": con esta expresión, la crítica musical vienesa designa, a partir de 1907, las controversias desencadenadas por la figura y la música del compositor. Entre marzo de 1902, fecha de la primera audición de su sexteto Noche transfigurada, y el concierto del 31 de marzo de 1913, cuando las obras de sus alumnos Berg y Webern desatan algo muy parecido a un motín, el valor de la "nueva dirección musical", como dice el informe de la policía, no ha dejado de dividir al público de su ciudad natal. Los adversarios de Arnold Schönberg no han olvidado El caso Wagner de Nietzsche, que había asociado estética musical y crítica de la cultura. Las metáforas políticas de sus diatribas traducen sus inquietudes sobre el curso del mundo y la profunda perplejidad que suscita esta música literalmente inaudita, que hacia 1909 llega a ser puramente atonal. Mucho antes que sus amigos, quienes prefieren describirlo como un heredero de la tradición, la crítica ve en Schönberg lo que hará de él la principal figura musical del siglo XX: un revolucionario. Así, en El caso Schönberg Esteban Buch establece cómo se forjó y llegó a integrarse al sentido común la idea de ver en el compositor al representante por excelencia de la vanguardia musical, fundándose en un análisis exhaustivo de la abundante prensa de la época, en parte olvidada. Este análisis le permite presentar una nueva mirada sobre las vanguardias históricas del siglo XX. Como sostiene Federico Monjeau en su prólogo, "su despliegue teórico y metodológico constituye un capítulo fundamental no sólo en la historia de la recepción schönbergiana sino en la estética de la recepción en general".

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP