La Teoría general de lord Keynes ha adquirido un lugar tan destacado en la literatura económica de nuestros días que es difícil encontrar un libro o artículo sobre economía donde no se la cite. El principal objeto de esta obra es ocuparse de las difíciles cuestiones de la teoría y sólo secundariamente de sus aplicaciones prácticas. Es, sobre todo, un estudio de las fuerzas que determinan los cambios en la escala de producción y de ocupación como un todo, y aunque Keynes considera que el dinero entra en el sistema económico de una manera esencial y especial, deja en segundo término los detalles monetarios técnicos. El autor dice que "una economía monetaria es, ante todo, aquella en que los cambios de opinión respecto al futuro son capaces de influir en la magnitud de ocupación y no sólo en su dirección; pero nuestro método de analizar la conducta económica presente, bajo la influencia de los cambios de ideas respecto al futuro, depende de la acción recíproca de la oferta y la demanda, quedando de este modo ligada con nuestra teoría fundamental del valor. Así nos acercamos a una teoría más general, que incluye como caso particular la teoría clásica que conocemos bien". El estudio de este libro, para la mayor parte de los lectores, debe ser un forcejeo para huir de la tiranía de las formas de expresión y de pensamiento habituales. Sin embargo, las ideas desarrolladas por Keynes son sencillas en extremo y -según él- deberían ser obvias. "La dificultad reside no en las ideas nuevas, sino en rehuir las viejas que entran rondando hasta el último pliegue del entendimiento de quienes se han educado en ellas.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP