En el mundo posterior al 11 de septiembre de 2001, la religión ha salido de lo privado para estar presente en el espacio público más que nunca. El retorno de lo religioso -dice Michel Onfray- exige construir un ateísmo sólido, fundamentado, y rescatar a la "ateología" (neologismo propuesto por Georges Bataille), del silencio sistemático en que la ha sumido la historiografía oficial de las ideas. En pleno auge de la "filosofía para todos" (impulsado entre otros, por Onfray, el fundador de la Universidad Popular de Filosofía), el TRATADO DE ATEOLOGÍA ha sido un éxito de ventas y desencadenó polémicas en Francia. Onfray se aboca a desmitificar a los tres grandes monoteísmos: el cristianismo, el judaísmo y el islamismo. Pero no arremete contra los creyentes, sino contra las "teocracias". Propone que ingresemos en una era postcristiana, donde la humanidad no se someta a los valores morales propuestos por la religión, basados en la obediencia y la mortificación. Hedonista al fin, apunta a un Paraíso en la Tierra.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Voces de Chernóbyl, un informe por Gabriel Falcone

"El sufrimiento, nuestro único capitalVoces de Chernóbil" de Svetlana Alexiévich"De la guerra había regres.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP