Dice Tute: El infante Dante Elefante es el único juego de palabras que tiene este libro. Le digo más, son las únicas palabras en todo el libro. Hacer humor ya es difícil como para darse el lujo de prescindir de las palabras. Javier Rovella se permite ese lujo y nos propone acompañar a su entrañable personaje en un absurdo, disparatado e hilarante derrotero. Apto para todo público, este libro lo disfrutó tanto Dorotea, mi hija de 5 años, sagaz lectora de imágenes, como yo.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP