París y su magia. Una cocinera encantadora y su pequeño restaurante. Un libro y su misterioso autor. En París, de vez en cuando, llueve a cántaros y el viento del norte sopla tan fuerte que parece no haber resquicio donde refugiarse. Como cuando las nubes negras llegan al corazón y no sabemos cómo ni dónde esperar a que despeje. Para Aurélie las casualidades no existen. Una tarde, más triste que nunca, se refugia en una librería y en un libro. Arrebujada en sus páginas, Aurélie reencuentra la sonrisa que creía haber perdido para siempre. Y muchas cosas más.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP