El mediodía del 29 de mayo de 1970, un comando montonero, conformado por Mario Firmenich, Carlos Ramus y Fernando Abal Medina, esquiva puestos policiales y caminos transitados en una pick up Gladiator rumbo a Timote, un pequeño villorrio ubicado a 420 kilómetros al oeste de la Capital Federal. En la caja, escondido tras una carga de fardos de pasto, viaja el general Pedro Eugenio Aramburu. Lo fueron a buscar a su propia casa. Lo sacaron a pleno día, en pleno barrio Norte de la Capital y lo detuvieron en nombre del pueblo: él es uno de los máximos responsables de los fusilamientos de José León Suárez en 1956 y en este momento el cerebro de las negociaciones con el peronismo. En el sótano de una quinta poco frecuentada por la familia Ramus, lo someten ajuicio revolucionario y lo ejecutan al cuarto día. Los hechos que allí sucedieron es lo que cuenta esta novela. Quien asume en nombre de la organización el juicio y la ejecución del jefe de la Libertadora es Fernando Abal Medina. A los 23 años, Abal sabe que arriesga su vida en este acto extremo que lo hará entrar en la historia política de la Argentina. En los cuatro días que dura el juicio, el general Aramburu y el joven fundador de Montoneros se interpelan tratando de comprender, de hallar alguna justicia en las acciones determinantes que los tendrán como protagonistas antes y después de su breve encuentro. Los Montoneros, como fuerza militar virtual, se sienten sujetos a las leyes de la guerra y de ese modo conducen el procedimiento. Aramburu les advierte que las consecuencias que tendrá su muerte serán feroces; Abal lo sabe, pero se trata de un acto de servicio a una causa que lo trasciende. Y, entre ellos, la presencia de Dios. Porque estos dos católicos se hacen preguntas fundamentales, ¿Dios nos mira, nos juzga, debemos temerle o su perseverante ausencia justifica cualquiera de nuestros actos, aun los más crueles? José Pablo Feinmann asume el riesgo de narrar y llenar los huecos de uno de los hechos más dramáticos y complejos de la historia argentina del siglo XX. Con un lenguaje estremecedor y una nitidez extraordinaria logra una novela inolvidable. Timote es un texto de una libertad extrema, un thriller político escalofriante, de una fuerza conmovedora, tejido admirablemente sobre los hechos históricos que impactaron al país en 1970.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP