Numerosas son las preguntas que se le plantean al analista de niños a la hora de encarar su práctica: ¿cuándo tomar a un niño en análisis?, ¿cómo delimitar el lugar de los padres, del juego, de los juguetes, del dibujo en él?, ¿cuándo comenzar el análisis y cuándo darle fin?Desde una trayectoria en la enseñanza y una experiencia clínica que la autorizan como un referente ineludible en el campo, Alba Flesler encara todas estas cuestiones, sometiéndolas a un análisis minucioso con el objetivo de contribuir con el aprendizaje de una práctica de por sí ardua en lo técnico y especialmente compleja en su aspecto ético. Ante la proliferación de discursos que se disputan la verdad y eficiencia a la hora de intervenir en el padecimiento de los niños, Flesler se posiciona en una teoría y una tradición, la del psicoanálisis, y desde allí se hace cargo del deslinde necesario entre la supuesta cientificidad y modernidad de algunos métodos y la respuesta histórica de la teoría freudiana. En este sentido, los interrogantes planteados al comienzo de estas líneas se resuelven gracias a un abordaje claro y preciso de los conceptos y los casos presentados. Tal como afirma la autora en el prólogo: "Inmersa en el problema de nuestro tiempo, y por no querer renunciar a él, me interesa retomar las variantes de la cura que se aplican al psicoanálisis de niños, a la luz de las intervenciones del analista. Ello supone revisar la teoría del juego, los juguetes o el lugar de los padres, considerando el perfil que ellos toman en la perspectiva del analista, más que como recurso técnico, como elementos reveladores de la complejidad de la estructura humana y de los tiempos en que ella configura su estructuración".

Ultimos vistos

El blog de boutique

La experiencia Virgen

Publicar la novela Virgen fue poner a prueba la creatividad en cada paso del proceso y también experimenta.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP