Cuando me preguntan cómo comenzó mi carrera o cuándo empecé a interesarme por la cocina cuento siempre lo mismo: que somos cuatro hermanos y que dos somos cocineros profesionales. Que no debe ser casualidad que nos guste tanto cocinar y que la cocina haya sido un camino en nuestras vidas# un camino muy importante, no sólo por los momentos compartidos, sino porque la cocina es el lugar en donde todo pasa, donde las horas no tienen principio ni final, donde los años de dedicación se transforman en placer y felicidad. Máximo y yo tenemos la gracia de poder vivir de lo que nos apasiona. Para nosotros, #dar de comer# es un acto de amor y de entrega absoluta y, en la vida, como se sabe, todo lo que uno da, vuelve. Querido hermano, sé que estás en un momento de siembra y de cosecha al mismo tiempo. Los ciclos nunca terminan, siempre están empezando. ¡Que este comienzo sea el inicio de miles de momentos mágicos en tu vida, como cocinero, como hermano y como amigo! Te quiero mucho, Juli

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP