Pablo Giussani escribió Montoneros. La soberbia armada en Italia, adonde emigró a fines de los 70 para proteger la vida de su familia. Quería contar su visión sobre la organización político militar de la cual había estado cerca, pero que nunca había integrado, a diferencia de muchos de sus amigos, como Francisco Paco Urondo, Juan Gelman, Rodolfo Walsh o Miguel Bonasso. Su trabajo tenía como objetivo entender de dónde venían los rituales de aquel grupo que por entonces estaba diezmado tras la represión salvaje y el exilio de algunos de sus miembros. A mediados de 1982 el manuscrito estaba terminado. Ernesto Sabato, Daniel Divinsky, Raúl Alfonsín y Jacobo Timerman fueron algunos de los lectores iniciales que, entusiasmados, lo promovieron entre editores argentinos. Finalmente, propuesto por Sabato, Sudamericana Planeta lo publicó en marzo de 1984. Se convirtió de inmediato en uno de los best sellers del año. Con el libro se desató la polémica y el debate. El autor avanzaba hasta lugares a los que no se había llegado antes y, paradójicamente, tampoco se llegaría después, como comparar a losguerrilleros argentinos con los fascistas italianos en su culto a la muerte. Montoneros. La soberbia armada fue reeditado una y otra vez y sigue siendo bibliografía ineludible para los numerosos trabajos publicados sobre la violencia política de los años 70. Giussani imaginaba, hace más de un cuarto de siglo, al concluirlo, que los Montoneros terminarían siendo olvidados y que nadie en el futuro se atrevería a reivindicarlos. En esto se equivocó. Y por eso su libro sigue vigente como en el primer día.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP