Con osadía y respeto institucional, Fernando Iglesias crea un relato sui generis que invade distintos géneros (carta personal, diatriba, libelo) para contar una relación -polémica, conflictiva- con el presidente que nos gobierna desde hace cuatro años. Queda claro desde el comienzo que esa relación, planteada sin inhibiciones ni ambages, dice no perdonarle al presidente Kirchner ninguna de sus actitudes y conductas, que Iglesias ejemplifica en la falta de respeto (institucional, entre otras), la imprecisión ideológica, la hipocresía, el sentimentalismo. El resultado, sin embargo, no es un lamento personal, recalcitrante y falto de argumentación, sino un ensayo contemporáneo decidido y pasional, completo y despiadado sobre lo que para el autor es la práctica, el uso y el abuso del poder, y sobre el modo en que lo observa -o según él lo soporta, lo padece- el ciudadano común. En una síntesis asombrosa de capacidad de observación y capacidad de análisis, el autor consigna, con datos y cifras, un punto de vista que debemos tener presente cuando confrontamos este gobierno con los anteriores y, sobre todo, con la década menemista. El libro que la actualidad -y la historia seguramente- exige leer.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP