Debe quedar claro desde la primera página de este libro. La imposibilidad de vencer en las urnas al peronismo gobernante (1946-1955) llevó a sectores minoritarios y elitistas a recurrir a la fuerza de las armas para burlar la decisión soberana del pueblo. En efecto, el movimiento nacional y popular, que tuvo como líder al General Juan Domingo Perón se sometió siempre a la voluntad de las urnas. Llegó al gobierno y al poder a través de las elecciones ocurridas el 24 de febrero de 1946. Sacó el 52,40% de los votos de la nada ya que tuvo que acomodarse de apuro a una estructura (Partido Laborista) para presentarse a los comicios. Quien lo siguió, la Unión Democrática, conformada por los conservadores (Partido Demócrata Progresista), la Unión Cívica Radical (UCR), el Partido Socialista (PS) y el Partido Comunista (PC), encontró su tope en el 42,51%. Para la reelección de 1951 la diferencia a favor del peronismo fue abismal. En tanto el Partido Peronista sumaba el 62,49% de los votos emitidos, quien lo seguía, la UCR, arañaba el 31,81 %. Mucho tuvo que ver en el categórico triunfo peronista la labor de gobierno desplegada hasta entonces y basada en las tres banderas troncales de su Movimiento: justicia social, independencia económica y soberanía política para el conjunto del pueblo argentino.

  • Editorial: CORREGIDOR
  • Idioma: Español
  • ISBN 9789500520799

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP