La bella y la bestia constituye un cierre magnífico para la obra cuentística de Clarice. Conformado por seis cuentos escritos cuando la autora no contaba con más de veinte años y por otros dos redactados en su último año de vida, lo primero que sorprende de este volumen es su homogeneidad y ensamblaje armonioso. El lector se siente inclinado hacia cierta incredulidad malsana porque cuesta creer que, siendo tan joven, Clarice hubiera podido expresar con tanta contundencia temas y preocupaciones que la acompañarían hasta el final de su vida. Este libro exhibe, en los cuentos de juventud y de vejez, el control al que se quiere someter a la bestia en un mundo gobernado por la destrucción, o peor, por el placer de la destrucción y por el sinsentido del dolor. Como respuesta, está la escritura rara de Clarice que, a la vez que hospitalaria, llega a ser herida, afecto intenso, aullido luminoso.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP