Desde comienzos del siglo presente, un grupo de ciudadanos agrupados en el Centro de Estudios Gardelianos se arrogó la tarea de aniquilar, ideológicamente la fábula que pretendía el arrebato de la identidad del cantor argentino nacido en Francia. Una constante y sistemática labor que aventuraba un imaginario nacimiento de Carlos Gardel en la vecina Uruguay contó inicialmente con el decidido apoyo oficial y de las fuerzas vivas de Tacuarembó, que por motivos chauvinistas y turísticos empeñaron sus esfuerzos en sostener un despropósito. No obstante, los centros más prestigiosos, desde la Universidad de Exxes y la Enciclopedia Británica en Inglaterra, Francia, Canadá y la Unesco, contribuyeron con nosotros a demoler la farsa hasta su punto final. En consecuencia, nuestra labor, frente al estado oriental, en todos sus estamentos concluyó, apartándolo del tema y negándose implícitamente a tomar partido por una fabulación insostenible (Ver Capítulo XVI). El factor determinante fue, además, el reconocimiento de las frágiles argumentaciones legales, puestas en descubierto, en varios de los presentes artículos. Del triunfalismo inicial hoy sólo quedan restos dispersos, acoplados a festejos lugareños y alguna que otra nota de compromiso en algún diario o sitio de Internet, sin relieve.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP