Pobre Bitas o la cena de personajes (aquellos de la Revolución Francesa) es una pieza corrosiva -"chirriante" la denominó su autor-, despiadada sin exaltación, pero con una violencia indirecta y penetrante más letal que la pasión. Napoleón, el personaje histórico de La feria de los sustos -"pieza con disfraz"- es sometido a una interpretación tan libre como lo requiere la inagotable imaginación del autor. Jean Anouilh (1910-1987) logró el milagro de permanecer durante décadas en un lugar eminente e indiscutible, aunque desafiantemente personal, del teatro francés contemporáneo. Su obra, lejos de inmovilizarse en sus formas más celebradas, se renovó constantemente dentro de la fidelidad al talento que la animaba.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP