E.T.A. Hoffman (1776-1822), autor del movimiento romántico alemán, escribe entre 1815 y 1816 Los elixires del diablo. Con características propias de la novela gótica, arma una historia signada por la tentación, el pecado y lo sobrenatural. Medardus, monje que pertenece a una familia con dos costados perfectamente opuestos (virtud y herejía), prueba unos elixires que lo arrastran de una vida proba a una licenciosa; lo corrompen y lo apartan del camino de Dios. Luego de abandonar el convento, encuentra una oportunidad única: adoptar otra identidad, lo que logra a través del asesinato del conde Viktorin. A partir de ese momento, comienza a ser perseguido por un "doble fantasmal", que, en ocasiones, parece producto de su imaginación, y en otras, es perfectamente tangible. En todo momento, Medardus es acicateado por el diablo para cometer nuevos crímenes. También se narra aquí su amor por Aurelie, del que se vale para tratar de acercarse nuevamente al camino de Dios. Solo la muerte podrá resolver la herencia de tragedia y perdición que pesa sobre toda la familia.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP