La literatura fantástica de terror debe avivar en el lector el temor ante lo desconocido. La creación de ese estado de ánimo particular es, para Lovecraft, lo que distingue, dentro del género, las buenas narraciones de las malas. Por eso, para él, el elemento más importante en este tipo de cuentos es la atmósfera, el "clima" extraño en que se busca envolver al lector.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP