Elisabeth K¸bler-Ross supo desde muy joven que su misiÛn era aliviar el sufrimiento humano, y ese compromiso la llevÛ al cuidado de enfermos terminales. Su contacto con ellos le enseÒÛ que morir es tan natural como nacer y crecer; sin embargo, en nuestro mundo materialista la muerte suele ser vista como algo aterrador. "La rueda de la vida" es el legado espiritual de esta extraordinaria mujer que, al reconciliarnos con la muerte, nos enseÒÛ a amar la vida.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP