La lectura de Serenidad mental ha sido para mí no sólo un placer, sino una puesta al día de los conceptos básicos que necesitamos para nuestro control de calidad mental. Gracias a personas como Miriam nos estamos dando cuenta de que la felicidad no viene de fuera, sino que sale de dentro; se irradia. O cambiamos la forma de relacionarnos con el pensamiento (estos 30.000 pensamientos de los que habla en este libro) o los niveles de felicidad e infelicidad de la población, cuando superemos la crisis, serán exactamente iguales a los de siempre. Pasan los años, los siglos y continuamos siendo esclavos de una mente egoica. La felicidad es un estado mental. Y consiste también -como aprendí de Miriam- la coherencia entre lo que decimos, hacemos y pensamos. Tengo amigos empresarios que meditan brevemente entre reunión y reunión, unos segundos. Esta sencilla práctica les ha cambiado la vida. Dejan de ser esclavos de las circunstancias externas. Su felicidad ya no depende de lo que diga el jefe o el interlocutor de turno. Se trata de buscar un ángulo interior desde el que vivir. Gaspar Hernández. Si queremos cambiar el presente y el futuro, gracias a este libro sabremos cómo hacerlo.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP