Un día la reina anchoa tuvo un sueño extraño. Podía ser un sueño bueno o un sueño malo. Cuando despertó del sueño, la reina sintió una gran curiosidad, pero también un enorme desencanto ya que no entendía su significado. Entonces le preguntó su opinión al pez gobio, famoso por interpretar sueños. Así comienza esta aleccionadora historia, basada en un cuento tradicional coreano, ilustrado por Yang Hye-won.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP