En un primer momento, Emily, Aria, Hanna y Spencer afirmaron haber encontrado un cadáver en el bosque que hay detrás de casa de los Hastings, pero se esfumó sin dejar rastro. Después, cuando ese mismo bosque ardió por completo en un incendio, juraron haber visto resurgir de sus cenizas a alguien que supuestamente había muerto. A pesar de todo, estas pequeñas mentirosas siguen jugando con fuego. Quizás os parezca un poco cruel por mi parte, pero ya va siendo hora de que alguien les cierre el pico a estas chicas... O tendré que hacerlo yo.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP