Aquileida

Texto bilingüe

Autor:

Libro en papel

Modos de envío

Formas de pago

Libro ON DEMAND. Un ejemplar del libro será impreso para Ud.. Cola de impresión: 7-10 días

AR$: 272,91

U$s 17,14

Libro digital
Libro Papel

Introducción, traducción y notas de Antonio M. Bernalte Calle. En el año 96 de nuestra era, dejando unas trufas en la fresquera al decir de Suetonio, muere el último príncipe de la dinastía Flavia, el ¿malvado? Domiciano, y ese mismo año se pierde la pista de quien fuese uno de sus principales poetas de corte, Estacio. Un autor avispado aprovecharía la feliz coincidencia y el tema para hilvanar una buena novela histórica, haciendo del poeta víctima colateral del complot por no haberse avenido, al contrario que Marcial, a renegar de su pasado flaviano para vivir feliz la época antonina. La muerte de Estacio, debida probablemente a una enfermedad a la que ya se alude en el año 95, y que le hizo volver a su Nápoles natal en busca de aires más sanos, dejó sin terminar su segunda obra épica sobre la historia de Aquiles, de la que había publicado y recitado ?con el éxito que acostumbraba entre sus fans- el primer libro. En él relata la estancia de Aquiles en el gineceo del rey Licomedes de Esciros, disfrazado de doncella por su madre Tetis, temerosa de que se cumplieran los vaticinios sobre la muerte temprana del héroe ante las murallas de Troya. Allí, mientras es buscado por Ulises y Diomedes, se enamora de la bella Deidamia, hija del rey, y fruto de su amor furtivo es el pequeño Pirro. Pero nacido que hubo el niño, los héroes griegos descubren el engaño con un ingenioso ardid, y Aquiles se da a conocer como tal para asombro de su suegro y dolor de la que será ya su esposa, pero que dejará en pos de la gloria a la que había sido llamado desde la cuna. Queda así el «epos» convertido en «epilio», dejando por un momento ?creemos- el ardor guerrero para sumergirse en las tenues aguas de la musa amorosa con un toque de comedia: el retrato de héroe adolescente que antes de iniciarse en los misterios de la brutalidad rompe las cadenas que lo atan a su niñez, descubriendo primero su propio Aquiles.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP