Los dos sabían lo que era la soledad James Trevenen naufragó y tuvo que vivir en una isla desierta durante varios años. Tras su regreso triunfal, la flor y nata de la sociedad lo recibió como el Admirable Crusoe, un caballero fuerte, resolutivo y de acción. Sin embargo, sólo él sabía el precio que había pagado por su vida. La sociedad había marginado a Susannah Park y ella se conformaba con su vida apacible... hasta que el Admirable Crusoe acabó de un plumazo con tanta paz. La hermosa viuda quiso ayudarlo a curar las heridas del pasado, pero ¿qué secretos guardaba ese hombre magnífico?

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP