No resulta exagerado afirmar que los antiguos romanos adoraron el amor otorgándole la más alta consideración. Cantaron y alabaron sus excelencias, además de practicar todas sus variantes. El amor ocupó el centro de su pensamiento, a la vez que se instaló en el corazón de la sociedad y se manifestó en sus costumbres. Relacionado inicialmente con lo sagrado, a partir del siglo I el amor se convierte en institución al multiplicarse sus ritos y representaciones. Se mezcla así con asuntos de alta política -basta recordar a César, Cleopatra y Marco Antonio- y se encuentra incluso en la raíz de la decadencia del imperio, ejemplificada, entre otros, por personajes como Mesalina o Nerón. Pierre Grimal analiza con brillantez este aspecto tan poco estudiado de la antigüedad, que permite profundizar en la comprensión de la civilización romana.

  • Editorial: PAIDÓS
  • Paginas: 352
  • Peso: 400 gramos
  • Ancho: 155 mm
  • Largo: 233 mm
  • Colección ORIGENES
  • ISBN 9788449325083

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP