En Cerdeña, en esta isla de «demoníaca tristeza», una ciudad que es un «nido de cuervos», Nuoro, habitada por gente que «parece el cuerpo de guardia de un castillo malfamado» y en esta región «que no tiene motivo para existir», una antigua familia de notarios acomodados, los Sanna Carboni, es la representante de una autoridad que pertenece en todos los sentidos, a otro mundo. El día del juicio sigue la historia de esta familia entre finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX; y junto a ella, la de toda la gente de Nuoro, de los notables a las «mujeres ricas y pálidas que soñaban y languidecían en la clausura», de los pastores a los bandidos, los ociosos del Corso, los curas, los vagabundos, las prostitutas. Aunque las vicisitudes de los Sanna constituyan la columna vertebral del libro, todos los personajes se mezclan en una madeja inextricable. Su auténtico «lugar común» es, en realidad, la muerte, el camposanto de Nuoro, dominado por una roca que parecía una parca. Detrás de la prosa austera, de las historias áridas y feroces, de la concreción durísima de los hechos, percibimos en estas páginas una continua fiebre visionaria.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP