A poco más de treinta años de la muerte de Vladimir Nabokov, sale por fin a la luz su última novela, inconclusa, que fue durante largo tiempo objeto de insaciable curiosidad por parte de lectores y críticos. Sabiendo que su fin se acercaba, en 1977 el escritor pidió a su mujer que, en el caso de que no alcanzara a completarla, destruyera las 138 fichas manuscritas en que se desarrollaba la primera versión de El original de Laura. Pero Véra Nabokov no tuvo corazón para respetar semejante voluntad y a su muerte, en 1991, el peso de la decisión recayó sobre Dmitri, que durante largos años se debatió en la duda acerca de si obedecer o no aquella solicitud. Por último, prevaleció la decisión de publicar «una obra maestra embrionaria cuyos capullos de genio empezaban a transformarse en crisálidas aquí y allá sobre sus omnipresentes fichas», y que nos sumerge directamente en el extraordinario trabajo nabokoviano. Oscuro y festivo, dominado por un jocoso concepto de la muerte y por una visión burlesca de los ritos mundanos, El original de Laura gira en torno a una novela dentro de la novela, o sea Laura, personaje inspirado por Flora, que tiene veinticuatro años y es un caprichoso y sensual álter ego de Lolita. Junto a ella, entre los muchos personajes delineados con rápidos trazos brillantes, destaca su marido, Philip Wild, famoso neurólogo y profesor seducido por nuevos experimentos de las células nerviosas, capaces de inducir una gradual aunque reversible extinción del cuerpo. Nabokov juega aquí, por última vez, a enfrentarse al abismo del fin ineluctable, pero, como siempre, transforma la muerte en un acto revocable que, llegado el instante fatal, se evapora en la magia del ilusionismo. Juega con la osada aspiración de dominar la vida y la inmortalidad para después revelarnos que «morir es divertido». Juega, en fin, con un laberinto de espejos en el que los límites de la realidad y la ficción quedan abolidos y cada uno de esos ámbitos sigue su propio recorrido.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP