Legitimación Del Acto Biomédico

Autor:

Libro en papel

Modos de envío

Formas de pago

Libro ON DEMAND. Un ejemplar del libro será impreso para Ud.. Cola de impresión: 7-10 días

AR$: 272,91

U$s 17,06

Libro digital
Libro Papel

El ejercicio de la profesión médica lleva implícitas diversas consecuencias jurídicas, producidas porque incide directamente en la persona, cuyas características particulares hacen variar los resultados de un paciente a otro, incluso en padecimientos similares. De allí la necesidad de que la actividad que despliega el médico ?y en general cualquier profesional, técnico o institución relacionados con la atención médica? se desarrolle siguiendo los principios científicos y éticos que se han generado a lo largo de los siglos. Estos principios son recogidos en lo que la doctrina ha dado en llamar lex artis, misma que es explicada en forma clara en el presente trabajo. En una apreciación muy subjetiva, la mayor parte de las veces el actuar del médico genera alteraciones en la integridad del paciente, ya que se le somete a la ingesta de sustancias diversas ?medicamentos?, se le expone a elementos radiactivos o es llevado al quirófano para una cirugía. De allí que se haga necesaria la legitimación de estas acciones para no confundirlas con lesiones corporales o alguna otra conducta tipificada por el derecho como delito. Es éste el tema central del libro que nos presenta el autor. Con una correcta visión didáctica, inicia su obra haciendo un recorrido por las diversas disposiciones normativas que han regulado la actividad médica en la historia de la humanidad, partiendo de la más antigua que se conoce, el Código de Hammurabi, hasta nuestros días, sin dejar pasar un apartado específico del derecho sanitario en el México precolonial, colonial y contemporáneo. No puede dejar de resaltarse que la medicina, como ciencia no exacta, se nutre de otras que tienen que ver con el estudio de ideas y postulados del pensamiento humano, sobre el ser esencial de las cosas, el problema del conocimiento, la lógica, el origen del hombre, de la realidad, el sentido de la vida, la moral y los valores. Por ello el ello el autor desarrolla esa relación en un capítulo bajo el rubro ?Fundamentación filosófica general?. Para la parte medular del texto, que es demostrar la legitimación del acto biomédico, el autor realiza un análisis muy completo de las principales teorías que la doctrina ha formulado. Con ellas demuestra que no existe ninguna ilicitud en el actuar del personal de salud cuando lo hace apegado a la lex artis, a pesar de que incide en la integridad corporal o mental del paciente, sea a través de la acción medicamentosa, de la quirúrgica o de agentes físico?químicos. De la explícita exposición de las teorías que han sido formuladas para legitimar el acto biomédico se puede establecer el surgimiento de una relación jurídica entre el prestador de servicios médicos y el paciente ?un negocio jurídico?. Esa relación genera una serie de derechos y obligaciones entre los elementos subjetivos que la integran, es decir, entre el médico y el paciente. Por ello, después de la exposición de las esas teorías legitimadoras, el autor nos conduce por una serie de tópicos que van desde definir qué es la atención médica, qué es la lex artis y cuáles son las obligaciones del médico, así como qué pasa cuando el actuar de éste no se apega a los principios científicos y éticos que rigen su ejercicio profesional, para concluir con una serie de particularidades de esa atención. Finalmente, el autor nos presenta de manera sistemática algunas de las más trascendentes actividades de todos aquellos que participan en la atención médica, presentando adicionalmente algunos criterios para resolver los posibles conflictos que llegaran a presentarse como producto del cumplimiento del negocio jurídico entablado.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP