¡Al gato Blanquito se le ocurrió ladrar y el perro Puchi maúlla como el mejor de los felinos! Cuando todo se pone patas para arriba y el otro se parece a uno y uno se parece al otro, se teje el caos ideal para que empiece una maravillosa amistad.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP